Garantía en bicicletas y patinetes

Garantía en Bicicletas y patinetes

 

La garantía cubre los defectos de material y fabricación del cuadro, la horquilla rígida de la propia marca, el basculante y los componentes originales de cada bicicleta nueva.

 

Esta garantía es aplicable únicamente a bicicletas y cuadros comprados nuevos a un distribuidor autorizado y que hayan sido montados por dicho distribuidor en el momento de la compra.

 

La Garantía cubre la reparación, incluidos mano de obra y materiales, debidas a defectos de fabricación o componentes defectuosos.

 

La garantía NO cubre los gastos de transporte del equipo a los talleres de reparación y derivados de su devolución al cliente.

 

La garantía siempre cubre al primer comprador, adjuntando la factura de compra, pero nunca a un tercero, como en el caso de las compra/ventas de segunda mano.

 

La aceptación de la garantía queda sujeta en última instancia, a la decisión del servicio técnico de la marca, tras la realización de un análisis del problema y a los efectos de determinar la naturaleza de la rotura y/o defecto.

 

En las bicicletas y patinetes será válida la garantía si ha pasado por un servicio de mantenimiento y ha sido efectuado un mantenimiento una vez al año, conforme a los requisitos de mantenimiento indicados (guardar factura del establecimiento)

 

Los costes de mantenimiento y servicio deben ser pagados por el dueño del producto.

 

Los Productos reparados o reemplazados están cubiertos por el resto del período de la garantía original y sujetos a las condiciones de la garantía original, en la medida en que la ley lo permita.

 

 

¿Qué no cubre la garantía y/o cuando?

 

El desgaste y la rotura normal en piezas como cubiertas, cadenas, platos, frenos, cables y piñones en situaciones en las que no haya defectos de montaje o de materiales.

 

Las bicicletas cuyo mantenimiento o reparación sea realizado por personas que no sean distribuidores autorizados.

 

Las modificaciones con respecto al estado original.

 

El uso de la bicicleta para actividades anormales, de competición y/o comerciales o para fines que no sean aquellos para los que se ha diseñado la bicicleta.

 

Los daños en el acabado de la pintura y los adhesivos derivados de la participación en competiciones, saltos, descenso y/o formación para tales actividades o eventos o como resultado de la exposición o el uso de la bicicleta en condiciones o climas extremos.

 

Los costes de mano de obra para la sustitución o el cambio.